mythbuster graphic"El chocolate es bueno para usted" suena como una entrada obvia en el salón de la fama "demasiado bueno para ser verdad".

Pero un cuerpo significativo de evidencia apoya esa declaración, así que los amantes del chocolate pueden satisfacer sus antojos (hasta cierto punto) sin demasiada culpa. Sin embargo, esto no significa que los productores de dulces estén libres para vender sus productos como productos saludables.

Evidencia para la Aseveración de Salud

La cocoa y el chocolate oscuro son ricos en flavonoides y antioxidantes, componentes químicos que ayudan a proteger contra los productos dañinos de reacciones del oxígeno (conocidos como "radicales libres") en tejidos corporales. Estos radicales libres se han relacionado con el desarrollo de enfermedad cardiaca y algunos tipos de cáncer.

Los antioxidantes también han mostrado reducir el colesterol LDL, el llamado colesterol "malo".

Estudios en sujetos que incrementaron su consumo diario de flavonoides provenientes del chocolate, encontraron que sus niveles de colesterol LDL disminuyeron, sus vasos sanguíneos se relajaron, y se disminuyeron las tendencias de coagulación sanguínea.

Un estudio holandés realizado en 470 hombres en el transcurso de 15 años encontró que los hombres con el consumo más alto de cocoa eran la mitad de propensos a morir a causa de enfermedad cardiovascular que quienes consumieron la cantidad mínima de cocoa. Los investigadores sugirieron dos posibles razones para estos resultados: los flavonoides en la cocoa mejoraron la función de los vasos sanguíneos, y los altos niveles de antioxidantes detuvieron la formación de colesterol LDL sobre las paredes arteriales.

En otro estudio, los participantes que comieron chocolate oscuro disminuyeron su nivel de colesterol aproximadamente 10% y redujeron significativamente su presión sanguínea. De manera interesante, los participantes en el grupo de "control", quienes comieron chocolate blanco, el cual no contiene cantidades significativas de flavonoides (sólo contiene manteca de cocoa), no experimentaron una reducción en la presión sanguínea.

Con base en estos y otros hallazgos de investigación, the American Heart Association (AHA) ha declarado que las personas que consumen diariamente una porción del tamaño de una barra de chocolate oscuro rico en flavonoides, podrían disminuir su presión sanguínea y en realidad mejorar su azúcar sanguínea a largo plazo. Aunque la AHA no especifica exactamente a lo que equivale "tamaño de una barra", investigación sugiere que de 1 a 2 onzas al día son seguras.

Los flavonoides del chocolate también se han relacionado con otros beneficios para la salud. Dos sustancias en particular, la epicatequina y quercetina, han mostrado poseer efectos anticancerígenos. Y, algunos estudios realizados en Europa, Asia, y Norteamérica, han encontrado que las personas que consumen una dieta rica en flavonoides provenientes del chocolate o de la cocoa tienen menos incidentes de cáncer que los que comen menos flavonoides.

Evidencia Contra la Aseveración de Salud

Aunque estos estudios sugieren una relación entre el consumo de chocolate oscuro y un riesgo menor de enfermedad cardiaca y cáncer, éstos no prueban causa y efecto. La única manera de concluir confiablemente que la cocoa en realidad tenga beneficios para la salud, es realizar un ensayo clínico en el que un grupo consuma altas cantidades de chocolate oscuro, otro grupo no lo haga, y una comparación realizada muchos años más tarde que muestren que el grupo de la cocoa tenga índices más bajos de enfermedad cardiaca y cáncer.

Incluso si el resultado de dicho estudio estuviera a favor de la cocoa, todo el chocolate no se crea igual. Para hacer muchos productos populares de chocolate, incluyendo dulces de chocolate de leche, polvo de cocoa, y jarabe de chocolate, con frecuencia los productores procesan la cocoa al tostarla, fermentarla, y tratarla con álcali. Estos procesos pueden remover la mayoría de los benéficos flavonoides del chocolate.

Además, los productos de leche como los que se encuentran en el chocolate con leche pueden entorpecer la capacidad del cuerpo para absorber de manera eficiente los flavonoides y antioxidantes del chocolate.

E incluso si usted obtiene el producto puro (alto en cocoa y bajo en aditivos, conservadores y grasa de leche), aún podría revisar la cantidad de chocolate que come. El chocolate es relativamente alto en grasas saturadas y calorías, y por lo tanto tiene el potencial de contribuir al aumento de peso si se consume religiosamente. Numerosos estudios han mostrado que incluso el tener un sobrepeso modesto puede incrementar el riesgo de una persona de desarrollar cáncer y enfermedad cardiaca.

Conclusión

El chocolate oscuro contiene altas concentraciones de flavonoides benéficos que pueden reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular y algunos tipos de cáncer. Por supuesto, los flavonoides se encuentran en altas concentraciones en muchos otros alimentos, como cebollas, té, y uvas, los cuales son aparentemente benéficos para la salud cardiovascular.

Sin embargo, entre más procesado sea el chocolate, permanecerán menos flavonoides. Es más, muchos dulces de chocolate contienen demasiadas azúcares y otros aditivos, y muy pocos flavonoides, como para poder afirmar cualquier beneficio para la salud. El chocolate oscuro, el cual es más alto en contenido de cocoa, y en su forma más pura, no contiene grasa de leche agregada (sólo mantequilla de cocoa pura), y probablemente sea más saludable que su homólogo combinado con leche.

La afirmación que suena demasiado buena para ser verdad, en realidad podría resultar ser cierta. Todavía se podría hacer la afirmación para muchos otros alimentos ricos en antioxidantes y flavonoides. Así que siga y coma un chocolate (oscuro) pequeño después de comer sus verduras.